La Cara del Futuro

12/12/2014
Compartir!

En este mundo cambiante en el que vivimos, la innovación tecnológica siempre ha sido un must para la mayoría de sectores industriales. Los cambios son bastante evidentes: hemos pasado de escribir a mano nuestros trabajos y entregárselos personalmente a nuestro tutor, a compartirlos online en un blog común entre nuestros compañeros de clase. O de hacer cálculos matemáticos manualmente a simplemente presionar en los números de una calculadora y dejar que haga su trabajo. No hay duda que la tecnología nos ha transmitido una mayor sensación de comodidad y, consecuentemente, ha hecho nuestras vidas más fáciles.

El software de reconocimiento facial ha estado experimentando un proceso de innovación espectacular, y sus capacidades han aumentado considerablemente. El reconocimiento facial está evolucionando, a la vez que volviéndose más inteligente, ya que la gente lo usa cada vez más a pesar de que no nos demos ni cuenta.

Echemos un vistazo a nuestra vida cotidiana. Las redes sociales, por ejemplo, han introducido un software de reconocimiento facial que reconoce automáticamente la identidad de la gente, y sugiere etiquetar la persona que aparece en la foto. Muchas aplicaciones también utilizan este software para detectar rostros y hacer modificaciones mediante herramientas de edición, o adivinar el género y edad del sujeto detectado.

Uno de los motivos por los que el reconocimiento facial es tan popular es que las imágenes faciales existen para la mayoría de las personas”, afirmó Kevin Bowyer, un experto en biometría y catedrático en el departamento de informática e ingeniería en la Universidad de Notre Dame.

Y si nos paramos a pensar, el progreso que se ha hecho en detección e identificación facial solamente en la última década es impresionante.

Preciso y Único

Ahora, más allá del debate entre Seguridad vs. Privacidad, es necesario comprender cómo la tecnología de reconocimiento facial ayuda al bienestar tanto de la gente como de los negocios a diferentes niveles.

La videovigilancia en general se encuentra actualmente en nuestras vidas diarias. Y el reconocimiento facial se usa de muchos modos como los medios sociales, negocios comerciales, eventos deportivos, banca y transportes. Según el NIST, los algoritmos de reconocimiento facial de hoy en día son 10 veces más precisos que los de 2002, y 100 veces más que los de 1995, por lo que es un software que sigue experimentando una innovación fascinante.

El reconocimiento biométrico ofrece un alto nivel de seguridad para los negocios e industrias. Muchos países se están beneficiando del uso de reconocimiento facial en sus servicios y eventos; y su reputación, a la vez, incrementa debido a la seguridad que experimentan sus ciudadanos. Ahora, esta tecnología nos permite identificar los extranjeros que desean visitar nuestro país, aumentar las probabilidades de detectar intrusos, y permitir/denegar el acceso en zonas concretas.

Pero al igual que muchas otras tecnologías, no es tan fácil como puede parecer. “La identificación es un proceso muy complicado. Es tan complicado para los ordenadores como lo es para los humanos”, afirmó Kelly Gates, autora del libro Our Biometric Future: Facial Recognition Technology.

Las personas se parecen entre ellas, la gente aparenta diferente a medida que avanza el tiempo… Nunca puedes establecer certezas; solo puedes establecer probabilidades de coincidencia.”

Además, el concepto de reconocimiento facial es intrínsecamente “guay”, y sus ventajas son obvias. ¿Cuántas películas de ciencia ficción, dibujos y cómics nos han empujado a la idea de la tecnología biométrica? ¡Quizá pronto podamos pagar en las tiendas simplemente escaneando nuestros rasgos faciales!

¿Lo sabías?

Los estudios de reconocimiento facial empezaron en los años 60, con Woody Bledsoe, Helen Chan Wolf y Charles Bisson – pioneros del reconocimiento facial automático – trabajaron juntos usando los ordenadores para reconocer rostros humanos.

Hasta ahora, ha habido muchas mejoras en la tecnología biométrica, no solo en reconocimiento facial sino también en huellas dactilares e identificación de iris. De todos modos, el factor clave que ha hecho que el reconocimiento facial sea una herramienta relevante para la seguridad es que no requiere tener un contacto directo con el sujeto. Esta es la razón por la que muchas industrias siguen invirtiendo en investigación y mejoras para la tecnología de reconocimiento facial, llegando a la posibilidad de reconocer caras en imágenes y cámaras de alta resolución, al igual que nuevos algoritmos que permiten distinguir dos personas gemelas idénticas.

Escrito por: Laura Blanc Pedregal

¿Quién sabe? Si Herta hubiese estado allí, aún viviríamos en el paraíso.